Las prótesis de rodilla son piezas de alta complejidad, consiste en la sustitución de la articulación por una pieza sintética, por lo que el paciente necesita un plan de ejercicios para la recuperación.

Recuperar la movilidad funcional.

  • Trabajar la extensión de rodilla: es muy importante conseguir los últimos grados de extensión para una marcha correcta. Debemos comenzar a trabajar la extensión de rodilla con tratamiento postural, colocando la rodilla extendida y suspendida sobre un apoyo, como por ejemplo una silla (imagen 2). Y complementarlo con trabajo activo de la musculatura, realizando contracciones isométricas de cuádriceps, intentando pegar al máximo la rodilla contra la superficie donde la tengamos apoyada mientras apretamos la parte anterior del muslo (imagen 1).

prótesis de rodilla

 

  • Es muy importante evitar el flexo de rodilla, por lo que no debemos colocar ningún tipo de cojín o apoyo debajo de la parte posterior de la rodilla (corva) a pesar de que pueda darnos sensación de comodidad.

 

Controlar la inflamación y el dolor.

  • Elevación de la pierna: durante los primeros días es necesario mantener la pierna en alto para favorecer el retorno venoso y evitar el edema en la zona. Intenta colocar siempre la rodilla por encima de la línea de la cadera, colocando por ejemplo unos cojines bajo el pie.
  • Es importante aplicar hielo en la rodilla varias veces al día durante un máximo de 10 minutos. Ojo con aplicar el hielo de forma directa en la piel, utiliza un paño para protegerla. Además, nunca excedas los 10 minutos totales de aplicación, es mejor aplicarlo más veces al día(mínimo 2/3 veces) el tiempo justo, que pocas y mucho tiempo.

 

Ejercicios prótesis de rodilla.

Te recomendamos un ejercicio muy sencillo que combina los dos consejos anteriores y al que vamos a sumar la contracción muscular para favorecer aún más el retorno venoso. Vamos a dividir los 10 minutos totales de ejercicio en series de 2 minutos por ejercicio.

  1. Contracciones suaves de cuádriceps, realizando un pequeño bombeo. Contraer-relajar. (2 minutos)
  2. Círculos con el tobillo, dibujando un círculo en el techo con la punta del pie (2 minutos)
  3. Arrugar los dedos del pie y estirarlos, cómo si quisiéramos agarrar un boli con ellos. (2 minutos)
  4. Círculos con el tobillo, podemos hacerlos en sentido contrario al anterior (2 minutos)
  5. Contracciones suaves de cuádriceps. Contraer-relajar (2 minutos)

 

Deambulación temprana.

Se debe comenzar a caminar pequeñas distancias desde las 24h siguientes a la intervención. Para ello es importante aprender a caminar de manera correcta con 2 muletas, para descargar así la rodilla operada. Por lo que si tienes cualquier tipo de duda, debes pedir asesoramiento a un fisioterapeuta en estos primeros días.

Progresivamente, se pueden incorporar actividades cotidianas según la tolerancia del paciente.

En nuestro centro MIVI Alameda 16, estaremos encantados de resolverle cualquier duda acerca de prótesis de rodilla. Le plantearemos los tratamientos y ejercicios más adecuados para su recuperación.

Alicia González Fisioterapeuta 

Alicia González

Fisioterapeuta