Pies cavos,¿Qué son?

Los pies cavos son aquellos que presentan una bóveda más elevada de lo normal. Tienen un tarso mucho más prominente de lo habitual, lo que puede derivar en dificultades a la hora de calzarse.

Según la posición de los talones y el antepié se puede averiguar qué tipo de pies cavos presenta cada paciente.

Los podólogos utilizan instrumentos como los goniómetros (dispositivos para medir el ángulo del arco plantar) o tecnologías de video análisis y baropodometría.

Hay tres tipos de pies cavos:

  • Pie cavo valgo: El eje del talón muestra una desviación hacia dentro respecto al eje de las piernas.
  • Pie cavo neutro: En este caso el eje del talón se mantiene alineado con el eje de las piernas.
  • Pie cavo varo: La desviación del eje del talón es hacia fuera respecto al eje de las piernas.

 

piescavos

 

¿Cuáles son los síntomas de los pies cavos?

Antes de hablar de los síntomas, ponte delante de un espejo y observa tus pies durante unos instantes de forma lateral. ¿Qué forma tiene la planta? ¿Se parece a un puente?

El principal problema es que los talones y la zona del metatarso reciben toda la carga del peso del cuerpo en la pisada. Esto puede provocar lesiones musculares, en los tendones, o incluso afectar a los huesos de la cadera o la espalda.

Otras señales que pueden indicar que se está padeciendo de pies cavos:

  • Dificultades a la hora de calzarse.
  • Dolor en la fascia plantar.
  • Rozaduras en la parte superior de los dedos.
  • Durezas o callosidades en la zona del metatarso.
  • Calambres en los pies.
  • Inestabilidad o torpeza al caminar.
  • Sobrecargas en gemelos, sóleo o isquiotibiales.
  • Dolores en las rodillas, cadera o espalda.

Consecuencias de los pies cavos.

Los problemas más habituales en personas que presentan pies cavos son:

  • Las deformaciones en los dedos, más conocidas como dedos en garra, que provocan que los dedos se doblen hacia arriba produciendo dificultades al calzarse o rozaduras al caminar o en la práctica deportiva.

 

  • Las metatarsalgias, que se traducen en un dolor acusado en la zona de la planta más próxima a los dedos y presencia de callosidades. Esta afección está provocada por la sobrecarga que recibe la zona al asumir mucho más peso del que debería soportar en cada pisada.piescavos

 

  • La fascia plantar también sufre a causa de los pies cavos, ya que la tensión a la que se ve sometida puede derivar en fascitis plantares o espolones calcáneos. Esta tensión puede transmitirse a otras zonas y provocar lesiones en el tendón de Aquiles, gemelos, sóleo y en general toda la musculatura posterior de la pierna.

 

Prevención y tratamiento en pacientes con pies cavos.

La mayor parte de las afecciones y lesiones derivadas de los pies cavos son las provocadas por una pisada defectuosa e irregular, tanto al caminar como a la hora de realizar ejercicio físico.

 

Estudio biomecánico de la pisada y plantillas biomecánicas

Partiendo de un estudio biomecánico de la pisada, nuestros podólogos pueden recopilar los datos para analizar el origen de las molestias y patologías, necesarios para crear unas plantillas personalizadas que ayuden al paciente a repartir las cargas de manera más homogénea, y por lo tanto, a minimizar los efectos negativos asociados a los pies cavos.

 

Fisioterapia

Los ejercicios están enfocados principalmente a reducir la tensión generada en la fascia plantar por los excesos de carga.

También es importante trabajar la flexibilidad y el fortalecimiento de toda la estructura de los pies para prevenir las lesiones en tobillos, gemelos, rodillas y todas las zonas que puedan verse afectadas por la tensión de la fascia.

La prevención es la medida más efectiva contra las patologías asociadas a los pies cavos. Realiza visitas frecuentes al podólogo para revisar el estado de sus pies. Esto es especialmente importante en el caso de los niños, ya que si se logra diagnosticar la afección a tiempo puede frenar su desarrollo y minimizar al máximo sus efectos negativos.

 

Pablo Marín podólogo Alameda 16 Málaga

Pablo Marín
Podólogo