¿Qué es la Fascitis Plantar?

fascitisplantarLa fascitis plantar consiste en la inflamación de la fascia plantar. Esta estructura conecta el talón con los dedos y es una expansión del tendón de Aquiles por lo que tiene una composición similar a la de este, siendo un tejido fibroso.

Suele provocar dolor en toda la planta del pie y en especial la zona del talón.

Si dejamos esta patología sin tratar durante mucho tiempo el cuerpo para protegerse del dolor endurece el tejido, convirtiéndolo en hueso.

Es entonces cuando tenemos un espolón calcáneo que consiste en la calcificación de la fascia provocada por el propio cuerpo como mecanismo de protección de dolor. Suele tener lugar en la zona de unión de la fascia plantar en el talón.

¿Por qué y cómo se produce?

Detrás de esta patología se encuentran causas generales como el sobrepeso, que provoca más carga en la planta del pie de la que esta puede soportar. Otro motivo puede ser el aumento de una actividad física, normalmente de impacto, fútbol, running, etc. Y por último un cambio de calzado poco adecuado a la hora de realizar una actividad deportiva o incluso en el día a día.

fascitisplantarcausas1fascitisplantarcausascausasfascitisplantar

Todas estas causas provocan una inflamación en la fascia debido al impacto repetitivo sobre la zona de una manera inapropiada produciendo una mala organización de sus fibras y provocando tensión en la misma.

 

fascitisplantartension

Esta tensión y dolor puede irradiarse hasta el tendón de Aquiles, sóleo y gemelos, ya que estas estructuras están conectadas con la fascia plantar.

 

 

 

Factores de Riesgo y Síntomas

Es cierto que la fascitis plantar puede producirse de forma espontánea sin causa directa.

Factores que pueden ayudar o aumentar las probabilidades de que surja:

  • fascitisplantarsintomasEdad: es más común en personas de entre 40 y 60 años.
  • Actividades físicas: Aquellas en las que se ejerza mucha fuerza sobre la planta del pie, como saltos, carreras, etc.
  • Biomecánica del pie: problemas en la estructura del pie como los pies planos o cavos producen cambios en la tensión de la fascia llegando a producir esta patología.
  • Patrón anormal de caminar: Cuando nuestro patrón al andar cambia y se ve afectado por una patología de tobillo, rodilla, cadera o incluso espalda, el pie modifica su pisada para compensar con el objetivo de aliviar el dolor de la patología principal.

Al cambiar la dinámica normal de nuestro caminar se producen tensiones y desestructuración de las fibras de la fascia llegando a provocar mucho dolor.

  • Obesidad: La fascia soporta todo el peso de nuestro cuerpo, por lo que, si tenemos un exceso del mismo, le estamos imprimiendo más carga de la que puede tolerar.

Síntomas que despierta esta patología encontramos:

  • Dolor, sobre todo en la zona de unión del talón y la fascia. Se expresa con más intensidad en las primeras horas de la mañana (los primeros pasos) y al andar, apareciendo después del ejercicio, raramente durante el mismo.

Este puede irradiarse a la planta del pie o incluso al tendón de Aquiles y gemelos.

  • Inflamación de la planta del pie y/o talón.
  • Tensión y rigidez en la planta del pie.

¿Cómo podemos solucionar la fascitis plantar?

Mediante el tratamiento convencional aplicaríamos magnetoterapia, US y láser como medidas antiinflamatorias. También podemos realizar Terapia Manual en la fascia del pie, tendón de Aquiles y gemelos para aliviar la tensión fascial y muscular.

fascitisplantarsolucionsolucionfascitisplantarfascitisplantarconsejos

Si el anterior tratamiento no acaba de mejorar la patología o el paciente necesita una recuperación más rápida podemos realizar un tratamiento avanzado.

Este tratamiento consiste en la aplicación de Electrolisis Percutánea Intratisular (EPI) con el objetivo de bajar la inflamación y reorganizar las fibras de la fascia que han sido alteradas. Y Neuromodulación Percutánea (NMP) con el objetivo de que desaparezca el dolor tratando los nervios que se encargan de inervar dicha zona.

También podemos hacer uso dentro de este tratamiento de la INDIBA para relajar la musculatura que se tensa como consecuencia de la fascitis plantar y para bajar la inflamación propia de esta estructura.

Como último recurso o en conjunto con el tratamiento avanzado podemos utilizar el Plasma Rico en Plaquetas (PRP) inyectado en la zona inflamada con el objetivo de bajar inflamación y regenerar de una manera más rápida.

En nuestro centro MIVI Alameda16, estaremos encantados de resolverle cualquier duda acerca de esta patología. Le plantearemos el tratamiento más adecuado.

 

Javier Bermúdez Carmona

Fisioterapeuta