La actividad física y sus beneficios

La actividad física y sus beneficios

Actividad física

actividad_fisica

La inactividad física es uno de los principales contribuyentes a la carga global de enfermedades. Actualmente, se ha demostrado que el ejercicio es capaz de prevenir más de 35 afecciones crónicas, muchas de las cuales están dentro del espectro cardiovascular (CV), así como de reducir el CV y la mortalidad por todas las causas.

A pesar de las estrategias mundiales para promover una actividad física suficiente a nivel poblacional, las tasas de adopción de un estilo de vida físicamente activo han estado lejos de ser ideales. Se estima que uno de cada cinco adultos carece de una actividad física aceptable y que solo la mitad de la población en los países desarrollados sigue la recomendación ampliamente aplicada de un mínimo de 150 minutos de ejercicio de intensidad moderada semanalmente.

Beneficios de actividad física

La actividad física y el ejercicio se asocian de forma independiente con una menor morbilidad y mortalidad cardiovascular y por todas las causas de manera dosis-respuesta. Todos los tipos de actividad física son eficientes en la prevención de enfermedades cardiovasculares, independientemente del género, la edad y los factores de riesgo de raza.

Las guías clínicas de las principales sociedades recomiendan un mínimo de 150 minutos/semana de intensidad moderada (1000 kcal/semana) o 75 minutos/semana de ejercicio aeróbico de intensidad vigorosa, con un beneficio óptimo en términos de longevidad y calidad de vida.

1 MET = (0,0175 Kcal/kg/min) x 60 min = 1 Kcal/kg/h
Para convertir un MET en Kcal/min = MET x 0,0175 x peso corporal

Para conseguir beneficios importantes para la salud, a través de la Actividad Física; Necesitamos como mínimo:

actividad fisica

Physical Activity and Public Health: Updated Recommendations for Adults from the ACSM & AHA

 

Factores de riesgo

Hipertensión:

  • Bajada de presión arterial y sistema nervioso simpático.
  • Subida de resistencia vascular sistémica
  • Recomendaciones: 300 minutos de actividad moderada o 150 minutos de actividad vigorosa por semana.

 

Metabolismo Lipídico:

  • Bajada de lipoproteína-colesterol (LDL-C) y triglicéridos.
  • Recomendaciones: El volumen mínimo de ejercicio es de 900 kcal de gasto energético o 120 min de ejercicio por semana.

 

Diabetes y resistencia a la insulina:

  • Mejora en la respuesta a la insulina, perfiles lipídicos, parámetros metabólicos y masa corporal magra.
  • Bajada de los niveles de glucosa en sangre.
  • Recomendaciones: Programa largo de ejercicio físico dónde la intensidad sea elevada.

 

Obesidad:

  • Mejora la disminución del peso a largo plazo.
  • Bajada de los factores de riesgo asociados a la obesidad.
  • Recomendaciones: Ejercicio regular dónde se lleven a cabo manifestaciones de la condición física tanto de fuerza como de la resistencia.

 

Depende de los factores de riesgo asociados al sedentarismo o inactividad física, se modulará el volumen o intensidad de la misma, siendo más beneficioso en función del síndrome metabólico.

 

Conclusiones

La integración de la actividad física en la rutina diaria de todas las personas es esencial para mejorar la salud mundial. Es importante enfatizar que la evidencia actual sugiere que hacer ejercicio de tres a cinco veces a la semana es la dosis ideal para el máximo beneficio para prevenir varias enfermedades cardiovasculares, aunque incluso 1 hora por semana de ejercicio está asociada con un beneficio para la salud.

El ejercicio regular general se asocia con una reducción significativa de la morbilidad y mortalidad cardiovascular y la longevidad de 2-7 años adicionales de vida.

En MIVI Alameda16 contamos con nuestra unidad de recuperación funcional donde trabajamos todas las acciones y ejercicios que recuperan de forma efectiva los tejidos de la persona lesionada, tanto a nivel físico como en lo funcional y fisiológico.

Andrea Jiménez Rehabilitadora Alameda 16

Andrea Jiménez
Readaptadora Funcional

¿Qué es un Linfedema? Síntomas, clasificación y tratamientos.

¿Qué es un Linfedema? Síntomas, clasificación y tratamientos.

¿Qué es un Linfedema?

El Linfedema podríamos definirlo como el exceso anormal de líquido (Linfa) presente en los tejidos blandos en una zona o extremidad de nuestro cuerpo, provocando un aumento de tamaño de la misma.

La linfa es un líquido de color amarillento presente en nuestro organismo. Está formada por agua, proteínas, grasas, productos de desecho, glóbulos blancos (linfocitos) y otras sustancias.

Este acúmulo de líquido puede deberse a la afectación del sistema linfático, por un daño o bloqueo en este. También puede existir un mal funcionamiento de este sistema desde los inicios de la vida, por un mal desarrollo embrionario.

El sistema linfático está formado por unos órganos (donde se forman los linfocitos que defienden nuestro organismo), ganglios linfáticos (depuran) y una red de vasos linfáticos (transportan la linfa por todo nuestro cuerpo). La función de este sistema es transportar la linfa por todo nuestro organismo para mantener un equilibrio de líquido y protegernos de posibles infecciones. La linfa se desplaza por una red de vasos y válvulas repartidos por todo el cuerpo.

 

¿Cómo se diagnostica?

El sanitario encargado de diagnosticarlo, debe realizar una entrevista personal al paciente (anamnesis) para recaudar la información necesaria. Puede ayudarle a saber la causa o el desencadenante.

Tiene que realizar una medición de la circunferencia de la zona afectada, en distintos puntos y compararla con el lado contrario del cuerpo. Tiene que existir una diferencia de 2 cm.

Realizará una inspección de la piel y palpación de la zona para ver cómo está el tejido y/o su dureza. Existe un signo, nombrado Stemmer que consiste en pellizcar la piel de entre los dedos de los pies o de la mano. Será positivo cuando exista dificultad o imposibilidad de realizar el pellizco.

Existen pruebas médicas que confirman la existencia de Linfedema como son la linfangiografía, linfangiograma, ecografía- Doppler, TAC, etc.

¿Cuáles son los síntomas presentes en un Linfedema?

Linfedema

  • Aumento del tamaño y volumen de una extremidad o parte del cuerpo.
  • Sensación de pesadez y opresión por parte del paciente.
  • La piel se puede ver afectada, engrosada. Tendrá mayor facilidad de contraer infecciones.
  • Dificultad para el movimiento de la extremidad afectada, en los casos de mayor volumen.

 

 ¿Cómo se clasifica el linfedema? Se clasifica por el momento de su aparición y por el grado de afectación.

Clasificación del Linfedema según el momento y/o motivo de aparición.

Linfedema primario

Está presente en el nacimiento o aparece en los primeros años de vida. Puede ser hereditario o no. La causa suele ser a una alteración en el sistema linfático o patologías y enfermedades que lo afecten.

Pueden existir menos números de ganglios linfáticos o los vasos ser de menor calibre o menos numerosos.

El Linfedema primario se subdivide en tres categorías dependiendo de la edad que tiene el paciente en el momento de su aparición, congénito (< 2 años), precoz (2-35 años) o tardío (>35 años).

Linfedema secundario

Es el más común. En estos casos el sistema linfático se ve afectado como consecuencia de intervenciones quirúrgicas con extirpación de los ganglios, procesos tumorales, traumatismos, infecciones, etc.

Según el grado de afectación. Se clasifican en 3 estadios distintos.

  • Estadio I. Fase reversible. Edema Leve y relativamente reciente. Puede disminuirse el edema al elevar el miembro por encima del corazón. La piel está blanda. En la medición hay menos de 2 cm de diferencia entre el lado afecto y el sano.
  • Estadio Fase espontáneamente irreversible. Edema moderado. Podemos encontrar zonas de la piel endurecidas y con distinto aspecto al resto del cuerpo. La elevación del miembro no hace que disminuya el edema. En la medición hay una diferencia de entre 2 y 6 cm.
  • Estadio III. Edema severo. (Elefantiasis de origen linfostático). En esta fase es hay mayor probabilidad de sufrir infecciones. La piel se vuelve mucho más dura y fibrosa, pueden existir depósitos de grasa. En la medición hay más de 6 cm de diferencia. El miembro afectado tiene un tamaño exagerado, denominado elefantiasis.

 

¿Cuál es el tratamiento de esta patología?

El tratamiento preventivo es muy importante tanto para evitar o retardar su aparición como para mantenerlo y prevenir un empeoramiento.

Tanto si el linfedema está presente como si no hay que:

Linfedema

  • Evitar los pinchazos en esa extremidad (vacunas, extracción de sangre…)
  • En el caso del brazo evitar usar fuentes de calor excesivas, horno y sartén (posibles quemaduras o salpicaduras de aceite) y cuidado en la cocina por los posibles cortes.
  • Evitar las presiones excesivas (tomarse la tensión en el otro brazo).
  • Evitar ropas ajustadas, relojes, cinturones, anillos, calcetines.
  • Tener buena hidratación de la piel. Cuidado al cortarse las uñas, las cutículas, evitar hacernos ningún corte. Si se tienen animales en casa, evitar arañazos. Usar repelente para evitar picaduras de mosquitos.
  • Llevar a cabo una alimentación sana y equilibrada, evitando las grasas y la sal.
  • Realizar ejercicio de mantenimiento, ya que la contracción muscular favorece y estimula al sistema linfático. Y ejercicios respiratorios y específicos (linfomiocinéticos).

 

El tratamiento consta de dos fases:

Fase I (vaciado o descongestión)

Fase II (mantenimiento)

  • Controles periódicos, para medir el perímetro. Si hay un aumento debería de realizarse las sesiones necesarias de Drenaje Linfático Manual.
  • Tratamiento compresivo (media o manga).
  • Dieta equilibrada.
  • Cuidados de la piel.
  • Ejercicios.

 

En MIVI Alameda16 realizaremos un estudio para una valoración de su patología en profundidad y nos adecuaremos a su diagnóstico, para proporcionarte el tratamiento más efectivo.

Maria Lebron fisioterapeuta

María Lebrón
Fisioterapeuta

Rizartrosis. ¿Qué es, cuáles son sus síntomas y qué tratamientos existen?

Rizartrosis. ¿Qué es, cuáles son sus síntomas y qué tratamientos existen?

Rizartrosis ¿Qué es y a qué parte del cuerpo afecta?

Rizartrosis

Cuando hablamos de Rizartrosis, hablamos de la artrosis (degeneración del cartílago articular) de la base del pulgar, pueden verse afectada dos articulaciones, en la mayoría de los casos la articulación afectada es la Trapecio-metacarpiana, en el caso de artrosis completa de la base del pulgar también estará afectada la articulación Trapecio-escafoidea.

Suele diagnosticarse mediante una radiografía y la exploración física.

¿Cuáles son los síntomas de la Rizartrosis?

Los más comunes son el dolor continuo en la base del pulgar y la pérdida de fuerza y/o dificultad para realizar muchas de las actividades de la vida diaria (abrir una botella, escribir, abrir una puerta, cortar con tijeras, coger un vaso, hacer la pinza…)

Estos síntomas pueden verse acompañados de inflamación, deformidad y presencia de ruidos o chasquidos al movimiento.

En estadios más avanzados se verá afectada la forma de la mano, el pulgar tiende a cerrarse dificultando aún más la motricidad de la mano y puede llegar a desaparecer o disminuir el dolor.

La afectación puede cursar con periodos de mayor dolor (nocturno e incluso en reposo) que son más inflamatorios (artritis o sinovitis)

¿Cuáles son las causas?Rizartrosis

Las causas principales y los factores de riesgo de rizartrosis son:

  • Edad avanzada
  • Antecedentes genéticos
  • Predisposición en las mujeres
  • Artritis reumatoide
  • Movimientos repetitivos
  • Obesidad
  • Sedentarismo

Tipos de tratamientos y la importancia de la fisioterapia.

Tratamiento conservador

Suele consistir en la ingesta de antiinflamatorios y el uso nocturno de una férula (muñequera) para evitar posturas dolorosas, es importante no abusar de ella porque hay que tener en cuenta que este tipo de órtesis debilitan la musculatura.

Tratamiento fisioterapéutico

Estará centrado en paliar los síntomas, disminuir el dolor, bajar la inflamación, frenar la pérdida de movilidad y recuperar los grados articulares que se puedan, relajar la musculatura y enseñar al paciente ejercicios que le ayuden en su día a día.

Tratamiento médico

Consiste en poner una infiltración intraarticular de un antiinflamatorio y ácido hialurónico (lubricante para disminuir el roce entre los huesos).

Tratamiento quirúrgico

Sería la última opción, ya que existen distintos tipos de técnicas, el traumatólogo especialista valorará la más conveniente dependiendo de la edad del paciente, los huesos que están afectados y el uso y la solicitación de la articulación. Las técnicas más usadas son la colocación de una prótesis, la artrodesis (fijación-unión de dos huesos) y la trapeciectomía con ligamento-plastia (resecar o extirpar un hueso y reconstruir los ligamentos)

 

En MIVI Alameda16 contamos con la tecnología necesaria y las técnicas tanto conservadoras como más avanzadas para el tratamiento de esta dolencia, trabajando junto a médicos que pueden complementar el tratamiento para ser lo más efectivo posible.

La fisioterapia juega un gran papel en esta patología tanto para ganar calidad de vida como para evitar pasar por quirófano. Si padeces esta dolencia y aún no le has puesto remedio, no dudes en visitarnos, estaremos encantados de ayudarte.

Maria Lebron fisioterapeuta

María Lebrón
Fisioterapeuta 

Fractura en tibia y peroné. Causas, clasificación, síntomas y cómo abordarlas.

Fractura en tibia y peroné. Causas, clasificación, síntomas y cómo abordarlas.

Fractura en tibia y peroné. ¿Qué es una fractura?

Antes de hablar sobre las fracturas en tibia y peroné, tenemos que saber qué es una factura.

Una fractura consiste en la perdida de continuidad de un hueso debido a que la fuerza que se ejerce sobre ellos supera la resistencia del mismo.

La tibia y el peroné son dos huesos que se sitúan en la pierna, entre la rodilla y el tobillo, articulaciones de las cuales estos dos huesos forman parte. La tibia es el hueso más central en la pierna y el de mayor tamaño y el peroné se encuentra más hacia fuera y es más fino.

 factura en tibia y peroné

Podemos encontrar 3 tipos de fractura en tibia y peroné en estos huesos según a la altura que se localicen:

  • La fractura puede producirse en la parte más alta de estos huesos (articulación de la rodilla).
  • Puede originarse a nivel medio del hueso.
  • O puede localizarse en el nivel más bajo de dichos huesos (articulación del tobillo).

 

¿Porqué se produce una fractura en tibia y peroné?

Las facturas en tibia y peroné puede originarse por un traumatismo directo o indirecto.

  • Traumatismo directo: se produce un golpe sobre la pierna y es dicha zona la que se rompe, por ejemplo, una patada (sobre todo en deportes).
  • Traumatismo indirecto: la fractura se produce en un fragmento de hueso o en una zona la cual no ha recibido el impacto, por ejemplo, una caída con altura y apoyo de tobillo puede producir una fractura a nivel de la tibia cerca de la rodilla.

También se ocasiona por fuerzas repetitivas sobre el hueso como ocurre en corredores produciendo lo que se conoce por fracturas por estrés.

 

Tipos de fractura en tibia y peroné

Podemos encontrar diferentes tipos de facturas:

Según el estado de la piel:

  • Fracturas cerradas: aquellas en la que la piel no se rompe.
  • Fracturas abiertas: se produce una herida en la piel, debido a la gravedad de la fractura y el hueso se ve a simple vista.

Según la dirección de la fractura:

  • Transversales. factura en tibia y peroné
  • Oblicuas.
  • Longitudinales.
  • En “ala de mariposa”: cuando se producen dos líneas de fracturas que se comunican entre sí formando un ángulo.
  • Conminuta: cuando encontramos numerosas fracturas que acaban en desprendimiento de pequeños fragmentos óseos.

 

Según en la zona del hueso donde se produzcan:

  • Epifisarias: si la fractura se localiza en uno de los extremos de la tibia y/o el peroné afectando de esta manera a las articulaciones involucradas (rodilla o tobillo).
  • Diafisarias: si se produce en el cuerpo del hueso bien en el tercio superior, tercio medio o tercio inferior.

 

Síntomas

Los síntomas pueden cambiar en función del tipo de fractura, pero encontramos unos síntomas generales que son los siguientes:

  • Dolor: suele aparecer sobre todo localizado en el sitio de la fractura y puede incrementar al querer movilizar el segmento afectado. Suele irradiarse hacia las articulaciones más próximas como son la rodilla y el tobillo.
  • Impotencia funcional: consiste en la imposibilidad de mover la pierna a causa de la fractura y del dolor que provoca. Si la fractura afecta a una de las dos articulaciones también se verá involucrada en la falta de movilidad.
  • Hematoma: se produce por la rotura de los vasos sanguíneos que se encargan de nutrir al hueso y de aquellos capilares próximos a la zona de la fractura.
  • Inflamación de los tejidos subyacentes a la fractura.
  • Entumecimiento y cosquilleo: si la fractura o inflamación comprimen o dañan un nervio.

 

Tratamientos para fracturas en tibia y peroné

Lo primero que tenemos que tener en cuenta ante la posibilidad de tener una fractura es acudir a urgencias con la máxima rapidez posible, con el fin de conocer el alcance, el tipo y las consecuencias de la misma.

Una vez que se sepa el tipo de fractura que tenga se verá si es necesario intervención quirúrgica o solo inmovilización.

Es importante cumplir con los plazos de inmovilización y reposo que le prescribe el médico. Una vez cumplidos esos pasos y con la autorización del médico de apoyar y mover la pierna se empezaría con el tratamiento fisioterapéutico.

Tratamiento convencional

Es muy importante la aplicación de magnetoterapia con el fin de acelerar el proceso de consolidación y también ayuda a la reabsorción de edema óseo si fuera necesario.

También realizaríamos cinesiterapia, que también sería aplicable en el tratamiento avanzado, para ganar rango de movilidad tanto de la rodilla, tobillo o pierna en general ya que con la inmovilización y la fractura en si puede perderse grados de movilidad.

Por último aplicaríamos ultrasonido y/o laserterapia con el objetivo de disminuir inflamación y dolor en el caso de que los hubiera.

Tratamiento avanzado

Este tratamiento consiste en la aplicación de unas técnicas más avanzadas que tienen el objetivo de acelerar el proceso de curación de cualquier patología.

Podemos utilizar indiba. Con el fin de tratar la tensión muscular que genera un proceso de fractura y la inflamación que se produce en los tejidos de alrededor de la misma.

También podemos hacer uso de la neuromodulación percutánea con el objetivo de tratar los nervios que provocan el dolor en la zona fracturada. De esta forma conseguimos una normalización del dolor llegando incluso a actuar a nivel cerebral solamente tratando los nervios de la pierna consiguiendo así un tratamiento más global.

También podemos hacer uso de la epi con la finalidad de normalizar tejidos adyacentes a la fractura como tensión muscular, inflamación e incluso el dolor.

En MIVI Alameda16  realizaremos una valoración de su fractura en profundidad y nos adecuaremos a su diagnóstico, para proporcionarte el tratamiento más efectivo.

 

Javier Bermúdez
Fisioterapeuta

La osteopatía. Tratamiento a contracturas cervicales.

La osteopatía. Tratamiento a contracturas cervicales.

¿Qué es la osteopatía?

La osteopatía es una disciplina terapéutica específica que sirve para tratar problemas biomecánicos del sistema músculo-esquelético, visceral y craneal.

En la osteopatía se aplica técnicas manuales, evitando la medicación para el tratamiento de dolencias musculares. Se trata de una rama que entiende el cuerpo como una unidad, ya que, para aliviar una patología no se centra en el foco del dolor sino en el organismo en general.

¿Qué nos provoca una contractura cervical? ¿Cómo se manifiesta?

Los principales causantes de las contracturas cervicales son las malas posturas que inconscientemente tenemos en nuestra actividad diaria e incluso en los momentos de descanso. Evidentemente los movimientos bruscos tales como un golpe por un accidente de tráfico o cargar peso de forma incorrecta puede ocasionarnos notables molestias.osteopatía contractura cervical

En conclusión, sí sentimos dolor permanente y limitación de movimiento en cuello y hombros, efectivamente estamos ante una contractura cervical. Lo más importante, para no alargar las molestias musculares es acudir a fisioterapeutas especializados que realicen un diagnóstico profesional.

En MIVI Alameda16, para las contracturas cervicales intervenimos con diferentes tratamientos de fisioterapia, siendo muy recomendable la osteopatía con la aplicación de técnicas manuales para aliviar las dolencias y conseguir la recuperación del equilibrio orgánico.

¿Cómo se realiza los tratamientos?

La intervención osteopática que realizamos en nuestro MIVI Alameda16 comienza por una valoración individual, para realizar un diagnóstico personalizado, con objeto de poder emplear un conjunto de métodos y técnicas específicas con finalidad terapéutica o preventiva que aplicamos manualmente sobre los tejidos musculares, articulares, conjuntivos, nerviosos que se encuentren afectados.

Recomendamos que ante cualquier dolencia muscular o problema articular que condicione tu vida diaria, no dudes en acudir a algún centro especializado y ponerte en manos de un equipo profesional para conseguir eliminar dolencias y adoptar un estilo de vida saludable que te permita hacer una vida normal sin limitación de movimientos.

¿Para qué sirve el láser de barrido?

¿Para qué sirve el láser de barrido?

¿Qué es el láser de barrido?

El láser de barrido es un tratamiento médico terapéutico que utiliza luz de una sola longitud de onda coherente. El láser se aplica sobre lesiones para mejorar la cicatrización de heridas y la curación de los tejidos blandos, reducir la inflamación y aliviar el dolor agudo y crónico.

¿Cuáles son los efectos terapéuticos del láser de barrido?

Efecto analgésico

Aplicándolo en el ámbito local reduce la inflamación y elimina sustancias que producen dolor, reabsorbiendo exudados y edemas.

Eleva el umbral del dolor al producir una sedación de las terminaciones nerviosas libres y receptores libres. Por otro lado, modifica la señal eléctrica de los nervios sensitivos.

Estimula la producción de neurotransmisores endógenos como la encefalina y betaedorfinas bloqueando así la percepción del dolor.

Libera sustancias como serotonina, bradicina, etc e interrumpe el círculo contractura/edema/dolor.

Efecto antiinflamatorio, antiedematoso y normalizador circulatorio

Reabsorción de edemas con activación de la regeneración tisular. Además, actúa sobre la circulación local estimulándola por vasodilatación arteriolar y capilar de este modo se favorece:

  • Aporte de nutrientes y oxigenación (trofismo celular)
  • Mayor aporte de elementos defensivos
  • Mayor facilidad para la reabsorción de exudados y edemas.

 

Efecto bioestimulativo y trófico tisular

Produciendo un aumento en la síntesis de proteínas y estimulación en la producción de atp mitocondrial ayudando a la normalización de las funciones celulares de la zona.

 

¿Qué patologías trata el láser de barrido?

En resumen y en base a los efectos fisiológicos antes descritos el láser de barrido puede ser una herramienta terapéutica útil para múltiples patologías como pueden ser:

  • Lumbalgias/ cervicalgias
  • Edemas/ estados inflamatorios iniciales
  • Bursitis 
  • Capsulitis
  • Tendinosis
  • Procesos post-quirúrgicos
  • Puntos  gatillo miofasciales
  • Contracturas musculares
  • Procesos ulcerosos
  • Artritis y artrosis
  • Condropatías
  • Esguinces
  • Cicatrización de heridas

 

En MIVI-Alameda16 contamos con un equipo especializado tanto en la valoración como en los tratamientos anteriormente descritos para poder resolver cualquier duda que surja con respecto a esta dolencia y poder escoger la terapia con mayores posibilidades de beneficio terapéutico.

 

Juan Sebastián fisioterapeuta Alameda 16 Málaga

Juan Sebastián
Fisioterapeuta