Rizartrosis. ¿Qué es, cuáles son sus síntomas y qué tratamientos existen?

Rizartrosis. ¿Qué es, cuáles son sus síntomas y qué tratamientos existen?

Rizartrosis ¿Qué es y a qué parte del cuerpo afecta?

Rizartrosis

Cuando hablamos de Rizartrosis, hablamos de la artrosis (degeneración del cartílago articular) de la base del pulgar, pueden verse afectada dos articulaciones, en la mayoría de los casos la articulación afectada es la Trapecio-metacarpiana, en el caso de artrosis completa de la base del pulgar también estará afectada la articulación Trapecio-escafoidea.

Suele diagnosticarse mediante una radiografía y la exploración física.

¿Cuáles son los síntomas de la Rizartrosis?

Los más comunes son el dolor continuo en la base del pulgar y la pérdida de fuerza y/o dificultad para realizar muchas de las actividades de la vida diaria (abrir una botella, escribir, abrir una puerta, cortar con tijeras, coger un vaso, hacer la pinza…)

Estos síntomas pueden verse acompañados de inflamación, deformidad y presencia de ruidos o chasquidos al movimiento.

En estadios más avanzados se verá afectada la forma de la mano, el pulgar tiende a cerrarse dificultando aún más la motricidad de la mano y puede llegar a desaparecer o disminuir el dolor.

La afectación puede cursar con periodos de mayor dolor (nocturno e incluso en reposo) que son más inflamatorios (artritis o sinovitis)

¿Cuáles son las causas?Rizartrosis

Las causas principales y los factores de riesgo de rizartrosis son:

  • Edad avanzada
  • Antecedentes genéticos
  • Predisposición en las mujeres
  • Artritis reumatoide
  • Movimientos repetitivos
  • Obesidad
  • Sedentarismo

Tipos de tratamientos y la importancia de la fisioterapia.

Tratamiento conservador

Suele consistir en la ingesta de antiinflamatorios y el uso nocturno de una férula (muñequera) para evitar posturas dolorosas, es importante no abusar de ella porque hay que tener en cuenta que este tipo de órtesis debilitan la musculatura.

Tratamiento fisioterapéutico

Estará centrado en paliar los síntomas, disminuir el dolor, bajar la inflamación, frenar la pérdida de movilidad y recuperar los grados articulares que se puedan, relajar la musculatura y enseñar al paciente ejercicios que le ayuden en su día a día.

Tratamiento médico

Consiste en poner una infiltración intraarticular de un antiinflamatorio y ácido hialurónico (lubricante para disminuir el roce entre los huesos).

Tratamiento quirúrgico

Sería la última opción, ya que existen distintos tipos de técnicas, el traumatólogo especialista valorará la más conveniente dependiendo de la edad del paciente, los huesos que están afectados y el uso y la solicitación de la articulación. Las técnicas más usadas son la colocación de una prótesis, la artrodesis (fijación-unión de dos huesos) y la trapeciectomía con ligamento-plastia (resecar o extirpar un hueso y reconstruir los ligamentos)

 

En MIVI Alameda16 contamos con la tecnología necesaria y las técnicas tanto conservadoras como más avanzadas para el tratamiento de esta dolencia, trabajando junto a médicos que pueden complementar el tratamiento para ser lo más efectivo posible.

La fisioterapia juega un gran papel en esta patología tanto para ganar calidad de vida como para evitar pasar por quirófano. Si padeces esta dolencia y aún no le has puesto remedio, no dudes en visitarnos, estaremos encantados de ayudarte.

Maria Lebron fisioterapeuta

María Lebrón
Fisioterapeuta 

Fractura en tibia y peroné. Causas, clasificación, síntomas y cómo abordarlas.

Fractura en tibia y peroné. Causas, clasificación, síntomas y cómo abordarlas.

Fractura en tibia y peroné. ¿Qué es una fractura?

Antes de hablar sobre las fracturas en tibia y peroné, tenemos que saber qué es una factura.

Una fractura consiste en la perdida de continuidad de un hueso debido a que la fuerza que se ejerce sobre ellos supera la resistencia del mismo.

La tibia y el peroné son dos huesos que se sitúan en la pierna, entre la rodilla y el tobillo, articulaciones de las cuales estos dos huesos forman parte. La tibia es el hueso más central en la pierna y el de mayor tamaño y el peroné se encuentra más hacia fuera y es más fino.

 factura en tibia y peroné

Podemos encontrar 3 tipos de fractura en tibia y peroné en estos huesos según a la altura que se localicen:

  • La fractura puede producirse en la parte más alta de estos huesos (articulación de la rodilla).
  • Puede originarse a nivel medio del hueso.
  • O puede localizarse en el nivel más bajo de dichos huesos (articulación del tobillo).

 

¿Porqué se produce una fractura en tibia y peroné?

Las facturas en tibia y peroné puede originarse por un traumatismo directo o indirecto.

  • Traumatismo directo: se produce un golpe sobre la pierna y es dicha zona la que se rompe, por ejemplo, una patada (sobre todo en deportes).
  • Traumatismo indirecto: la fractura se produce en un fragmento de hueso o en una zona la cual no ha recibido el impacto, por ejemplo, una caída con altura y apoyo de tobillo puede producir una fractura a nivel de la tibia cerca de la rodilla.

También se ocasiona por fuerzas repetitivas sobre el hueso como ocurre en corredores produciendo lo que se conoce por fracturas por estrés.

 

Tipos de fractura en tibia y peroné

Podemos encontrar diferentes tipos de facturas:

Según el estado de la piel:

  • Fracturas cerradas: aquellas en la que la piel no se rompe.
  • Fracturas abiertas: se produce una herida en la piel, debido a la gravedad de la fractura y el hueso se ve a simple vista.

Según la dirección de la fractura:

  • Transversales. factura en tibia y peroné
  • Oblicuas.
  • Longitudinales.
  • En “ala de mariposa”: cuando se producen dos líneas de fracturas que se comunican entre sí formando un ángulo.
  • Conminuta: cuando encontramos numerosas fracturas que acaban en desprendimiento de pequeños fragmentos óseos.

 

Según en la zona del hueso donde se produzcan:

  • Epifisarias: si la fractura se localiza en uno de los extremos de la tibia y/o el peroné afectando de esta manera a las articulaciones involucradas (rodilla o tobillo).
  • Diafisarias: si se produce en el cuerpo del hueso bien en el tercio superior, tercio medio o tercio inferior.

 

Síntomas

Los síntomas pueden cambiar en función del tipo de fractura, pero encontramos unos síntomas generales que son los siguientes:

  • Dolor: suele aparecer sobre todo localizado en el sitio de la fractura y puede incrementar al querer movilizar el segmento afectado. Suele irradiarse hacia las articulaciones más próximas como son la rodilla y el tobillo.
  • Impotencia funcional: consiste en la imposibilidad de mover la pierna a causa de la fractura y del dolor que provoca. Si la fractura afecta a una de las dos articulaciones también se verá involucrada en la falta de movilidad.
  • Hematoma: se produce por la rotura de los vasos sanguíneos que se encargan de nutrir al hueso y de aquellos capilares próximos a la zona de la fractura.
  • Inflamación de los tejidos subyacentes a la fractura.
  • Entumecimiento y cosquilleo: si la fractura o inflamación comprimen o dañan un nervio.

 

Tratamientos para fracturas en tibia y peroné

Lo primero que tenemos que tener en cuenta ante la posibilidad de tener una fractura es acudir a urgencias con la máxima rapidez posible, con el fin de conocer el alcance, el tipo y las consecuencias de la misma.

Una vez que se sepa el tipo de fractura que tenga se verá si es necesario intervención quirúrgica o solo inmovilización.

Es importante cumplir con los plazos de inmovilización y reposo que le prescribe el médico. Una vez cumplidos esos pasos y con la autorización del médico de apoyar y mover la pierna se empezaría con el tratamiento fisioterapéutico.

Tratamiento convencional

Es muy importante la aplicación de magnetoterapia con el fin de acelerar el proceso de consolidación y también ayuda a la reabsorción de edema óseo si fuera necesario.

También realizaríamos cinesiterapia, que también sería aplicable en el tratamiento avanzado, para ganar rango de movilidad tanto de la rodilla, tobillo o pierna en general ya que con la inmovilización y la fractura en si puede perderse grados de movilidad.

Por último aplicaríamos ultrasonido y/o laserterapia con el objetivo de disminuir inflamación y dolor en el caso de que los hubiera.

Tratamiento avanzado

Este tratamiento consiste en la aplicación de unas técnicas más avanzadas que tienen el objetivo de acelerar el proceso de curación de cualquier patología.

Podemos utilizar indiba. Con el fin de tratar la tensión muscular que genera un proceso de fractura y la inflamación que se produce en los tejidos de alrededor de la misma.

También podemos hacer uso de la neuromodulación percutánea con el objetivo de tratar los nervios que provocan el dolor en la zona fracturada. De esta forma conseguimos una normalización del dolor llegando incluso a actuar a nivel cerebral solamente tratando los nervios de la pierna consiguiendo así un tratamiento más global.

También podemos hacer uso de la epi con la finalidad de normalizar tejidos adyacentes a la fractura como tensión muscular, inflamación e incluso el dolor.

En MIVI Alameda16  realizaremos una valoración de su fractura en profundidad y nos adecuaremos a su diagnóstico, para proporcionarte el tratamiento más efectivo.

 

Javier Bermúdez
Fisioterapeuta

La osteopatía. Tratamiento a contracturas cervicales.

La osteopatía. Tratamiento a contracturas cervicales.

¿Qué es la osteopatía?

La osteopatía es una disciplina terapéutica específica que sirve para tratar problemas biomecánicos del sistema músculo-esquelético, visceral y craneal.

En la osteopatía se aplica técnicas manuales, evitando la medicación para el tratamiento de dolencias musculares. Se trata de una rama que entiende el cuerpo como una unidad, ya que, para aliviar una patología no se centra en el foco del dolor sino en el organismo en general.

¿Qué nos provoca una contractura cervical? ¿Cómo se manifiesta?

Los principales causantes de las contracturas cervicales son las malas posturas que inconscientemente tenemos en nuestra actividad diaria e incluso en los momentos de descanso. Evidentemente los movimientos bruscos tales como un golpe por un accidente de tráfico o cargar peso de forma incorrecta puede ocasionarnos notables molestias.osteopatía contractura cervical

En conclusión, sí sentimos dolor permanente y limitación de movimiento en cuello y hombros, efectivamente estamos ante una contractura cervical. Lo más importante, para no alargar las molestias musculares es acudir a fisioterapeutas especializados que realicen un diagnóstico profesional.

En MIVI Alameda16, para las contracturas cervicales intervenimos con diferentes tratamientos de fisioterapia, siendo muy recomendable la osteopatía con la aplicación de técnicas manuales para aliviar las dolencias y conseguir la recuperación del equilibrio orgánico.

¿Cómo se realiza los tratamientos?

La intervención osteopática que realizamos en nuestro MIVI Alameda16 comienza por una valoración individual, para realizar un diagnóstico personalizado, con objeto de poder emplear un conjunto de métodos y técnicas específicas con finalidad terapéutica o preventiva que aplicamos manualmente sobre los tejidos musculares, articulares, conjuntivos, nerviosos que se encuentren afectados.

Recomendamos que ante cualquier dolencia muscular o problema articular que condicione tu vida diaria, no dudes en acudir a algún centro especializado y ponerte en manos de un equipo profesional para conseguir eliminar dolencias y adoptar un estilo de vida saludable que te permita hacer una vida normal sin limitación de movimientos.

Suelo pélvico. ¿Qué es, síntomas y cómo fortalecerlo?

Suelo pélvico. ¿Qué es, síntomas y cómo fortalecerlo?

¿Qué es el suelo pélvico?

El suelo pélvico es un conjunto de músculos y ligamentos que contienen la cavidad abdominal en su parte inferior.

Suelo pélvicoSu principal función es la de sostener a los órganos pélvicos como la vejiga, la uretra, el recto, el útero y la vagina. Además, es vital para la continencia urinaria o anal, la etapa expulsiva del parto y de gran ayuda junto con otros músculos para la estabilidad lumbar.

La musculatura del suelo pélvico muy importante para nuestra calidad de vida, ya que cuando se encuentra debilitado afecta al bienestar físico y psíquico. Es una patología que se presenta tanto en hombres como en mujeres.

¿Cuáles son los factores que deterioran los músculos del suelo pélvico?

Los principales factores naturales que deterioran los músculos del suelo pélvico en hombre y mujeres puede ser:

  • La existencia de debilidades en los tejidos y ligamentos
  • El sobrepeso
  • Ciertas actividades físicas de gran impacto.

Síntomas

  • Dificultad de orinar o defecar
  • Molestias pélvicas crónicas
  • Endometriosis
  • Hemorroides
  • Vaginismo
  • Prostatitis
  • Disfunciones sexuales.

¿Cómo se puede fortalecer el suelo pélvico?

En MIVI Alameda16, trabajamos conjuntamente con el paciente realizando diferentes ejercicios a través de la fisioterapia uroginecológica.

Intervenimos con un tratamiento específico en pacientes que padecen distintos grados de debilitamiento de suelo pélvico, consiguiendo de forma notable aumentar el fortalecimiento del suelo pélvico en mujeres u hombres que presentan alguna problemática en esta zona.

Suelo pélvicoMediante nuestro servicio de fisioterapia, conseguiremos la reeducación del suelo pélvico. Para ello, la mejor forma de prevenir la debilidad de la zona es realizando ejercicios específicos que lo fortalezcan con el seguimiento de un equipo de fisioterapeutas uroginecológicos.  De esta forma, mejoraremos la calidad de vida, evitando en la medida de lo posible la intervención quirúrgica para esta problemática.

Tratamientos más específicos

La Tecarterapia INDIBA® ACTIV, una tecnología innovadora de electromedicina que fortalece las estructuras pélvicas, refuerza las fibras de sustentación y mejora su hidratación.

En MIVI Alameda16 realizaremos una valoración de tu patología en profundidad y nos adecuaremos a tu diagnóstico, para proporcionarte el tratamiento más efectivo.

 

¿Para qué sirve el láser de barrido?

¿Para qué sirve el láser de barrido?

¿Qué es el láser de barrido?

El láser de barrido es un tratamiento médico terapéutico que utiliza luz de una sola longitud de onda coherente. El láser se aplica sobre lesiones para mejorar la cicatrización de heridas y la curación de los tejidos blandos, reducir la inflamación y aliviar el dolor agudo y crónico.

¿Cuáles son los efectos terapéuticos del láser de barrido?

Efecto analgésico

Aplicándolo en el ámbito local reduce la inflamación y elimina sustancias que producen dolor, reabsorbiendo exudados y edemas.

Eleva el umbral del dolor al producir una sedación de las terminaciones nerviosas libres y receptores libres. Por otro lado, modifica la señal eléctrica de los nervios sensitivos.

Estimula la producción de neurotransmisores endógenos como la encefalina y betaedorfinas bloqueando así la percepción del dolor.

Libera sustancias como serotonina, bradicina, etc e interrumpe el círculo contractura/edema/dolor.

Efecto antiinflamatorio, antiedematoso y normalizador circulatorio

Reabsorción de edemas con activación de la regeneración tisular. Además, actúa sobre la circulación local estimulándola por vasodilatación arteriolar y capilar de este modo se favorece:

  • Aporte de nutrientes y oxigenación (trofismo celular)
  • Mayor aporte de elementos defensivos
  • Mayor facilidad para la reabsorción de exudados y edemas.

 

Efecto bioestimulativo y trófico tisular

Produciendo un aumento en la síntesis de proteínas y estimulación en la producción de atp mitocondrial ayudando a la normalización de las funciones celulares de la zona.

 

¿Qué patologías trata el láser de barrido?

En resumen y en base a los efectos fisiológicos antes descritos el láser de barrido puede ser una herramienta terapéutica útil para múltiples patologías como pueden ser:

  • Lumbalgias/ cervicalgias
  • Edemas/ estados inflamatorios iniciales
  • Bursitis 
  • Capsulitis
  • Tendinosis
  • Procesos post-quirúrgicos
  • Puntos  gatillo miofasciales
  • Contracturas musculares
  • Procesos ulcerosos
  • Artritis y artrosis
  • Condropatías
  • Esguinces
  • Cicatrización de heridas

 

En MIVI-Alameda16 contamos con un equipo especializado tanto en la valoración como en los tratamientos anteriormente descritos para poder resolver cualquier duda que surja con respecto a esta dolencia y poder escoger la terapia con mayores posibilidades de beneficio terapéutico.

 

Juan Sebastián fisioterapeuta Alameda 16 Málaga

Juan Sebastián
Fisioterapeuta

¿Qué es la pubalgia? ¿Dónde se encuentra el pubis? ¿Cómo podemos tratarla?

¿Qué es la pubalgia? ¿Dónde se encuentra el pubis? ¿Cómo podemos tratarla?

¿Qué es la pubalgia?

La pubalgia es una patología que consiste en la inflamación del pubis, zona formada de cartílago dónde se unen ambas hemipelvis por la parte anterior. En esta zona se inserta diferente musculatura como son los rectos abdominales, los aductores y los oblicuos, por lo tanto, problemas en esta musculatura pueden derivar en problemas de pubis.

Causas de la pubalgia

Las principales causas pueden ser:

  • Sobreuso: Por movimientos repetitivos en dicha zona, cambios de dirección bruscos o movimientos excesivos de cadera. Es más frecuente en futbolistas y corredores.
  • Embarazo: Debido al proceso de laxitud que sufren los ligamentos de la zona del pubis pueden favorecer que haya más tensión en dicha zona.
  • Traumatismos: Golpes repetitivos en dicha zona pueden provocar microlesiones en los ligamentos del pubis.
  • Problemas musculares: Cualquier patología ya sea sobrecarga, rotura, elongación, etc. de los músculos citados anteriormente pueden provocar cambios de tensión en la zona del pubis provocando a su vez dolor local.

 

¿Cuáles son los síntomas de la pubalgia?

Pubalgia

El principal síntoma es el dolor en la parte baja del abdomen que puede irradiarse a la zona de aquellos músculos que están relacionados con el pubis (aductores, abdominales y oblicuos).

 

Tratamientos de la pubalgia

Tratamiento conservador

El paciente realizaría reposo de cualquier actividad que provoque dolor en dicha zona y toma de antiinflamatorios y/o analgésicos a prescripción médica.

Tratamiento convencional

Consistiría en la aplicación de magnetoterapia, ultrasonido y láser puntual con el objetivo de disminuir dolor e inflamación y aplicación de terapia manual (TM) para lograr una disminución en la tensión de la musculatura relacionada con el pubis.

Tratamiento avanzado

Contamos con técnicas como EPI para lograr una disminución de la inflamación a nivel del cartílago del pubis y regenerar dicha zona, Neuromodulación Percutánea (NMP) centrada en tratar el dolor a través de los nervios encargados de inervar la zona del pubis y la musculatura de alrededor. Y por último tenemos INDIBA, para el tratamiento de la musculatura con el fin de disminuir su tensión y lograr la relajación y el tono normal de la misma.

Javier Bermúdez
Fisioterapeuta