Biomecánica funcional del pie y tobillo, lesiones deportivas

El pie no es una estructura rígida sino un sistema dinámico que distribuye las cargas entre los diversos puntos del apoyo plantar, mientras que el tobillo actúa como un puente de contacto entre el cuerpo y el pie, el cual a su vez, nos crea un vínculo dinámico con el suelo.

Encontramos que hay morfotipos de pie con predisposición a lesiones específicas al ser sometidos a fuerzas mecánicas por repetición; también hallamos que el calzado es influyente, tanto su configuración como su rigidez, y se implica en lesiones como el turf-toe o las bursitis en el hallux y Aquiles por las compresiones anormales del calzado o las tendinosis de los extensores del pie en los ciclistas.

Durante la práctica deportiva, el pie está sometido a cargas biomecánicas transmitidas por sus estructuras que le dan funcionalidad, hay diferentes tipos de funciones: soporte, locomoción, percusión y ataque; para llevar a cabo estas funciones biomecánicas, es necesario el funcionamiento de todas las estructuras que conforman la articulación sea lo más óptimo posible. Por lo tanto, la musculatura intrínseca del pie, así como la musculatura de la pierna, deben tener la capacidad para generar las fuerzas y así ser transmitidas al resto de las articulaciones ascendentes de la manera más eficiente.

Biomecánica del tobillo y el pie en marcha y carrera

Durante el movimiento de supinación, se involucra el primer estabilizador de la articulación subastragalina (ligamento colateral lateral) y cuando se acentúa este movimiento, el interóseo calcáneo-astragalino en su porción lateral se ve involucrado.

Durante la flexión plantar, el astrágalo lleva a cabo rotación medial, y durante la flexión dorsal, se realiza una rotación lateral.

Cuando la carga se adiciona al tobillo, reporta un movimiento rotacional del astrágalo sin flexión dorsal asociada: con rotación medial de la tibia, el astrágalo realiza un movimiento lateral.

biomecánica de pie y tobilloLa pronación del pie se acompaña de una rotación interna de la tibia, y la supinación de una rotación externa (Figura 1). La interdependencia entre ambos segmentos explica muchas patologías en el deporte, como pueden ser los dolores femoropatelares en un pie hiperpronador y las tendinitis del tibial posterior en deportistas con una tibia vara.

 

A continuación, se presentan los datos más relevantes para el entendimiento de estos complejos mecanismos.

lesiones cuadros biomecánica

Sánchez HEV, de Loera RCO, Cobar BAE, Martín OX. Functional biomechanics of the foot and ankle: understanding athlete injuries. ORTHO-TIPS 2016; 12 (1).

Andrea Jiménez Rehabilitadora Alameda 16

Artículo escrito por
Andrea Jiménez,
Recuperadora Funcional.