¿Te han diagnosticado rizartrosis y quieres saber de qué se trata?

¿Te han diagnosticado rizartrosis y quieres saber de qué se trata?

Rizartrosis, qué es y a qué parte del cuerpo afecta

Cuando hablamos de Rizartrosis, hablamos de la artrosis (degeneración del cartílago articular) de la base del pulgar, pueden verse afectada dos articulaciones, en la mayoría de los casos la articulación afectada es la Trapecio-metacarpiana, en el caso de artrosis completa de la base del pulgar también estará afectada la articulación Trapecio-escafoidea.

Suele diagnosticarse mediante una radiografía y la exploración física.

¿Cuáles son los síntomas de la Rizartrosis?

Los más comunes son el dolor continuo en la base del pulgar y la pérdida de fuerza y/o dificultad para realizar muchas de las actividades de la vida diaria (abrir una botella, escribir, abrir una puerta, cortar con tijeras, coger un vaso, hacer la pinza…)

Estos síntomas pueden verse acompañados de inflamación, deformidad y presencia de ruidos o chasquidos al movimiento.

En estadios más avanzados se verá afectada la forma de la mano, el pulgar tiende a cerrarse dificultando aún más la motricidad de la mano y puede llegar a desaparecer o disminuir el dolor.

La afectación puede cursar con periodos de mayor dolor (nocturno e incluso en reposo) que son más inflamatorios (artritis o sinovitis)

¿Cuáles son las causas?

Las causas principales y los factores de riesgo son:

  • Edad avanzada
  • Antecedentes genéticos
  • Predisposición en las mujeres 
  • Artritis reumatoide
  • Movimientos repetitivos
  • Obesidad
  • Sedentarismo

Tipos de tratamientos y la importancia de la fisioterapia.

El tratamiento conservador suele consistir en la ingesta de antiinflamatorios y el uso nocturno de una férula (muñequera) para evitar posturas dolorosas, es importante no abusar de ella porque hay que tener en cuenta que este tipo de órtesis debilitan la musculatura.

El tratamiento fisioterapéutico estará centrado en paliar los síntomas, disminuir el dolor, bajar la inflamación, frenar la pérdida de movilidad y recuperar los grados articulares que se puedan, relajar la musculatura y enseñar al paciente ejercicios que le ayuden en su día a día.

El tratamiento médico consiste en poner una infiltración intraarticular de un antiinflamatorio y ácido hialurónico (lubricante para disminuir el roce entre los huesos).

Dejando como última opción si fracasan los anteriores, está al tratamiento quirúrgico. Ya que existen distintos tipos de técnicas, el traumatólogo especialista valorará la más conveniente dependiendo de la edad del paciente, los huesos que están afectados y el uso y la solicitación de la articulación. Las técnicas más usadas son la colocación de una prótesis, la artrodesis (fijación-unión de dos huesos) y la trapeciectomía con ligamento-plastia (resecar o extirpar un hueso y reconstruir los ligamentos)

En nuestro centro de Málaga contamos con la tecnología necesaria y las técnicas tanto conservadoras como más avanzadas para el tratamiento de esta dolencia, trabajando junto a médicos que pueden complementar el tratamiento para ser lo más efectivo posible.

La FISIOTERAPIA juega un gran papel en esta patología tanto para ganar calidad de vida como para evitar pasar por quirófano. Si padeces esta dolencia y aún no le has puesto remedio, no dudes en visitarnos, estaremos encantados de ayudarte.

Maria Lebron fisioterapeuta

María Lebrón
Fisioterapeuta MIVI Alameda 16

Cadenas musculares ¿Qué son y para qué sirven?

Cadenas musculares ¿Qué son y para qué sirven?

Cadenas musculares a cadenas fisiológicas

Leopold Busquet desde los años ochenta, explica la evolución del término de Cadenas musculares a cadenas fisiológicas como una necesidad de entender mejor la globalidad del cuerpo humano.

Las cadenas fisiológicas representan los circuitos anatómicos a través de los cuales se propagan las fuerzas organizadoras del cuerpo. En estos circuitos no solamente se integran músculos, sino también fascias; que administran la estática, la dinámica y las compensaciones.

  1. Busquet establece dos tipos de encadenamientos músculo-esqueléticos:
  2. Cadenas dinámicas, formadas por músculos, dentro de las cuales distingue entre cadenas rectas y cruzadas.
  3. Cadenas estáticas, que son de naturaleza aponeurótica y fibrosa.
  • Cadena Muscular de flexión: con tendencia a la retroversión pélvica, al genu flexum (con tendinopatías rotulianas), fatiga plantar y periostitis.
  • Cadena Muscular de extensión: tiende a la anteversión pélvica, al genu recurvatum y al aumento de apoyo en talón por acción del soleo con pie plano.

 

 

Figura 1. CADENAS DE FLEXIÓN Y EXTENSIÓN DEL TRONCO Y LAS CINTURA

figura 1 cadenas musculares

 

 

Figura 2. CADENAS DE FLEXIÓN Y EXTENSIÓN DE MIEMBROS INFERIORES

  • Cadena Muscular de apertura: conlleva un alargamiento de la extremidad.
    • Influencias dinámicas musculares: apertura ilíaca, abducción y rotación externa de cadera, genu y retropié varo con supinación del pie.
    • Influencias estáticas: exceso de presión en el arco longitudinal externo, disminución del apoyo del primer dedo teniendo que pronar el antepié (aumentando el arco longitudinal interno).
  • Cadena Muscular cruzada de cierre: conlleva un acortamiento de la extremidad.
    • Influencias dinámicas: cierre ilíaco, aducción y rotación interna de cadera, genu y retropié valgo con pronación del pie.
    • Influencias estáticas: subluxación rotula por genu valgo con disminución del arco longitudinal interno.
figura 2 cadenas musculares

 

 

Figura 3. CADENAS CRUZADAS ANTERIORES Y POSTERIORES DE LOS MIEMBROS INFERIORES

La actividad permanente en cualquiera de las cadenas dinámicas modificará la estática del sujeto, teniendo como consecuencia la híper-programación de la musculatura involucrada, donde cualquier dolor modifica la estática.

Las técnicas empleadas para la reprogramación o desprogramación de las cadenas alteradas son de estiramiento a nivel local (donde los elementos conectivos del sistema miofascial, esperan una reestructuración en la neutralidad postural y la libertad articular), aunque también propone manipulaciones articulares, técnicas miofasciales y maniobras viscerales.

Por lo tanto, el modelo de cadenas musculares se caracteriza por evaluar y tratar al cuerpo bajo una perspectiva global, a nivel fisiológico, articular y muscular, visceral y emocional.

Carpintero Rubio, Carlos Javier (2017). Origen y desarrollo del concepto de cadenas musculares en fisioterapia. [Tesis]

figura 3 cadenas musculares
Biomecánica funcional del pie y tobillo, lesiones deportivas

Biomecánica funcional del pie y tobillo, lesiones deportivas

Biomecánica funcional del pie y tobillo, lesiones deportivas

El pie no es una estructura rígida sino un sistema dinámico que distribuye las cargas entre los diversos puntos del apoyo plantar, mientras que el tobillo actúa como un puente de contacto entre el cuerpo y el pie, el cual a su vez, nos crea un vínculo dinámico con el suelo.

Encontramos que hay morfotipos de pie con predisposición a lesiones específicas al ser sometidos a fuerzas mecánicas por repetición; también hallamos que el calzado es influyente, tanto su configuración como su rigidez, y se implica en lesiones como el turf-toe o las bursitis en el hallux y Aquiles por las compresiones anormales del calzado o las tendinosis de los extensores del pie en los ciclistas.

Durante la práctica deportiva, el pie está sometido a cargas biomecánicas transmitidas por sus estructuras que le dan funcionalidad, hay diferentes tipos de funciones: soporte, locomoción, percusión y ataque; para llevar a cabo estas funciones biomecánicas, es necesario el funcionamiento de todas las estructuras que conforman la articulación sea lo más óptimo posible. Por lo tanto, la musculatura intrínseca del pie, así como la musculatura de la pierna, deben tener la capacidad para generar las fuerzas y así ser transmitidas al resto de las articulaciones ascendentes de la manera más eficiente.

Biomecánica del tobillo y el pie en marcha y carrera

Durante el movimiento de supinación, se involucra el primer estabilizador de la articulación subastragalina (ligamento colateral lateral) y cuando se acentúa este movimiento, el interóseo calcáneo-astragalino en su porción lateral se ve involucrado.

Durante la flexión plantar, el astrágalo lleva a cabo rotación medial, y durante la flexión dorsal, se realiza una rotación lateral.

Cuando la carga se adiciona al tobillo, reporta un movimiento rotacional del astrágalo sin flexión dorsal asociada: con rotación medial de la tibia, el astrágalo realiza un movimiento lateral.

biomecánica de pie y tobilloLa pronación del pie se acompaña de una rotación interna de la tibia, y la supinación de una rotación externa (Figura 1). La interdependencia entre ambos segmentos explica muchas patologías en el deporte, como pueden ser los dolores femoropatelares en un pie hiperpronador y las tendinitis del tibial posterior en deportistas con una tibia vara.

 

A continuación, se presentan los datos más relevantes para el entendimiento de estos complejos mecanismos.

lesiones cuadros biomecánica

Sánchez HEV, de Loera RCO, Cobar BAE, Martín OX. Functional biomechanics of the foot and ankle: understanding athlete injuries. ORTHO-TIPS 2016; 12 (1).

Andrea Jiménez Rehabilitadora Alameda 16

Artículo escrito por
Andrea Jiménez,
Recuperadora Funcional.

Fisioterapia para el trastorno de la articulación temporomandibular

Fisioterapia para el trastorno de la articulación temporomandibular

La fisioterapia es una disciplina de la salud empleada como tratamiento para diversas disfunciones. El ATM o trastorno de la articulación temporomandibular consiste en una alteración que afecta directamente al cráneo y la mandíbula. Quizá no veas relación entre ellas como terapia y enfermedad. Pero sí que la tienen. Así, en Alameda 16, te contamos en qué consiste cada una y cómo se relacionan.

fisioterapia

¿En qué consiste la fisioterapia?

La fisioterapia supone la aplicación de métodos físicos sobre el cuerpo humano con fines terapéuticos. De este modo se utilizan agentes como el calor, la fuerza o el frío para restaurar las funcionalidades de músculos y huesos. Aunque no es farmacológica, la fisioterapia favorece la recuperación de distintas patologías. En nuestro centro de Fisioterapia en Málaga apostamos por disciplinas como la osteopatía y tratamientos como la tecarterapia o el pilates terapéutico.

¿Qué efectos supone el padecimiento del trastorno de la ATM?

La articulación temporomandibular es el nexo de unión entre la mandíbula y el cráneo. Así, muchos de nuestros movimientos corporales dependen de ella: como hablar o masticar. Asimismo, está interconectada con el cráneo y la columna vertebral. Afectando su disfunción al cuerpo al completo.

Nuestros fisioterapeutas en Málaga confirman las limitaciones que supone el padecimiento de esta afección. El síntoma más común es el sentimiento de dolor en la mandíbula y el cráneo. Aunque existen otras manifestaciones secundarias como limitación de movimiento, desestructuración de la mordida, afecciones auditivas, espasmos musculares o incapacidad para comunicarnos correctamente.

 ¿Es la fisioterapia un tratamiento óptimo frente el trastorno de la articulación temporomandibular?

Como especialistas en fisioterapia verificamos que la fisioterapia es una técnica excelente para calmar los síntomas de la ATM. En nuestro centro de rehabilitación en Málaga realizamos una inspección rigurosa a cada paciente. Identificando sus dolencias, limitaciones y conexiones con otras zonas del cuerpo.       

Una vez finalizado el proceso anterior, se presentará el diagnóstico. El cuál permitirá seleccionar la rama de la fisioterapia más apropiada para acabar con las incomodidades presentadas. La práctica de ejercicios terapéuticos, la termoterapia, la mecanoterapia o la reeducación postural son algunos de los tratamientos más utilizados.

Con independencia del método, la aplicación de cualquier técnica retrae considerables mejoras. Así, el movimiento mandibular se facilita, el dolor disminuye y la postura vuelve a su posición natural.

En Alameda 16 apostamos por los tratamientos no invasivos para acabar con las disfunciones localizas en la ATM. Visita nuestra clínica de fisioterapia en Málaga y alivia tus dolencias… ¡Mejorando tu calidad de vida!