¿Qué son los pies cavos? Síntomas y consecuencias.

¿Qué son los pies cavos? Síntomas y consecuencias.

Pies cavos,¿Qué son?

Los pies cavos son aquellos que presentan una bóveda más elevada de lo normal. Tienen un tarso mucho más prominente de lo habitual, lo que puede derivar en dificultades a la hora de calzarse.

Según la posición de los talones y el antepié se puede averiguar qué tipo de pies cavos presenta cada paciente.

Los podólogos utilizan instrumentos como los goniómetros (dispositivos para medir el ángulo del arco plantar) o tecnologías de video análisis y baropodometría.

Hay tres tipos de pies cavos:

  • Pie cavo valgo: El eje del talón muestra una desviación hacia dentro respecto al eje de las piernas.
  • Pie cavo neutro: En este caso el eje del talón se mantiene alineado con el eje de las piernas.
  • Pie cavo varo: La desviación del eje del talón es hacia fuera respecto al eje de las piernas.

 

piescavos

 

¿Cuáles son los síntomas de los pies cavos?

Antes de hablar de los síntomas, ponte delante de un espejo y observa tus pies durante unos instantes de forma lateral. ¿Qué forma tiene la planta? ¿Se parece a un puente?

El principal problema es que los talones y la zona del metatarso reciben toda la carga del peso del cuerpo en la pisada. Esto puede provocar lesiones musculares, en los tendones, o incluso afectar a los huesos de la cadera o la espalda.

Otras señales que pueden indicar que se está padeciendo de pies cavos:

  • Dificultades a la hora de calzarse.
  • Dolor en la fascia plantar.
  • Rozaduras en la parte superior de los dedos.
  • Durezas o callosidades en la zona del metatarso.
  • Calambres en los pies.
  • Inestabilidad o torpeza al caminar.
  • Sobrecargas en gemelos, sóleo o isquiotibiales.
  • Dolores en las rodillas, cadera o espalda.

Consecuencias de los pies cavos.

Los problemas más habituales en personas que presentan pies cavos son:

  • Las deformaciones en los dedos, más conocidas como dedos en garra, que provocan que los dedos se doblen hacia arriba produciendo dificultades al calzarse o rozaduras al caminar o en la práctica deportiva.

 

  • Las metatarsalgias, que se traducen en un dolor acusado en la zona de la planta más próxima a los dedos y presencia de callosidades. Esta afección está provocada por la sobrecarga que recibe la zona al asumir mucho más peso del que debería soportar en cada pisada.piescavos

 

  • La fascia plantar también sufre a causa de los pies cavos, ya que la tensión a la que se ve sometida puede derivar en fascitis plantares o espolones calcáneos. Esta tensión puede transmitirse a otras zonas y provocar lesiones en el tendón de Aquiles, gemelos, sóleo y en general toda la musculatura posterior de la pierna.

 

Prevención y tratamiento en pacientes con pies cavos.

La mayor parte de las afecciones y lesiones derivadas de los pies cavos son las provocadas por una pisada defectuosa e irregular, tanto al caminar como a la hora de realizar ejercicio físico.

 

Estudio biomecánico de la pisada y plantillas biomecánicas

Partiendo de un estudio biomecánico de la pisada, nuestros podólogos pueden recopilar los datos para analizar el origen de las molestias y patologías, necesarios para crear unas plantillas personalizadas que ayuden al paciente a repartir las cargas de manera más homogénea, y por lo tanto, a minimizar los efectos negativos asociados a los pies cavos.

 

Fisioterapia

Los ejercicios están enfocados principalmente a reducir la tensión generada en la fascia plantar por los excesos de carga.

También es importante trabajar la flexibilidad y el fortalecimiento de toda la estructura de los pies para prevenir las lesiones en tobillos, gemelos, rodillas y todas las zonas que puedan verse afectadas por la tensión de la fascia.

La prevención es la medida más efectiva contra las patologías asociadas a los pies cavos. Realiza visitas frecuentes al podólogo para revisar el estado de sus pies. Esto es especialmente importante en el caso de los niños, ya que si se logra diagnosticar la afección a tiempo puede frenar su desarrollo y minimizar al máximo sus efectos negativos.

 

Pablo Marín podólogo Alameda 16 Málaga

Pablo Marín
Podólogo

Bursitis de cadera

Bursitis de cadera

 ¿Qué es la bursitis de cadera?

La bursitis de cadera es una patología común en los gabinetes de fisioterapia que además suele acompañarse de otros síntomas asociados que restan mucha calidad de vida.

En primer lugar definiremos que son las bursas: son bolsas serosas o sinoviales que se encuentran en diversas partes del cuerpo (caderas, hombro, talones o rodilla) y cuya función principal es la de actuar como “amortiguadores” para zonas anatómica de especial estrés o conflicto mecánico evitando así una excesiva fricción.

bursitisdecadera

Al referirnos a bursitis de cadera podemos referirnos a varias diferentes:

  • Cuando hablamos de las situadas alrededor del trocánter mayor (bursitis trocantérica) cuya función es permitir el deslizamiento del tendón del glúteo mayor con el músculo tensor de la fascia lata a su paso por el trocánter mayor (saliente óseo lateral del fémur).

 

  • La situada en el músculo psoas ilíaco, situada en la parte interna de la articulación y cuyo dolor se manifiesta en la región inguinal.

 

De ambas la bursitis trocantérica es la más común y por ello nos centraremos en ella para aportar información sobre la patología así como posibles soluciones desde el ámbito de la fisioterapia.

 

Síntomas de la bursitis trocantérica

Los síntomas más comunes en la bursitis trocantérica son:

  • Dolor: Suele ser el síntoma más común. En una primera fase es un dolor punzante y agudo en el trocánter (que se extiende hacia la región externa del muslo), progresivamente se va tornando en un dolor difuso que puede llegar a abarcar toda la zona de la articulación de la cadera y glúteos.

 

Suele aumentar tras pasar largo rato sentado y levantarse, tras caminar distancias largas y al subir o bajar escaleras. Dificulta el descanso, puesto que resulta doloroso dormir apoyado sobre ese lado.

  • Inflamación. Perceptible a la palpación.
  • Calor en la zona o enrojecimiento. 
  • Limitación funcional de la articulación de la cadera. sensación de rigidez.

 

Causas de la bursitis de cadera

Las causas más comunes para la aparición de la bursistis de cadera suelen ser los movimientos reiterados de la articulación (en ocasiones acompañados de una mala dinámica articular o desequilibrio neuromuscular) o posiciones mantenidas en las que se ejerce presión excesiva y prolongada de la bursa.

Otras causas pueden ser:

  • Traumatismo en la zona.
  • Artritis reumatoide.
  • Infecciones (bacterianas comúnmente).
  • Alteraciones de columna (escoliosis)
  • Diabetes
  • Patologías sistémicas inflamatorias.

 

Factores de riesgo de la bursitis de cadera

Cualquier persona es susceptible de sufrir una bursitis de cadera a lo largo de su vida, sin embargo existen factores de riesgo que pueden aumentar el riesgo:

  • Edad: la edad avanzada suele aumentar el riesgo.
  • Profesiones o actividades deportivas: deportes como el running, o profesiones como el baile.
  • Calzado inadecuado.
  • Peso.
  • Disfunción muscular en región lumbar o cadera: un mal reclutamiento de la musculatura encargada de esta zona puede general a medio plazo una excesiva fricción sobre la bursa desencadenando los síntomas sin traumatismo previo.

 

Tratamientos

Desde la fisioterapia podemos aportar múltiples soluciones tanto para la disminución de los síntomas como para el restablecimiento total.

La fisioterapia convencional

La fisioterapia convencional dispone de varias herramientas como pueden ser los ultrasonidos, la magnetoterapia, láser, terapia manual de la musculatura que inserta en el trocánter, electroterapia (TENS, interferenciales), crioterapia, etc

La fisioterapia avanzada

Desde la fisioterapia avanzada, sin embargo podemos obtener mejores resultados y con una mayor velocidad en la respuesta de los tejidos a la terapia:

  • INDIBA – Tecarterapia: Técnica de fisioterapia avanzada en la que por medio de la radiofrecuencia (no invasiva) logramos un efecto de bioestimulación, vascularización e hiperactivación y de este modo logramos una mejor oxigenación de los tejidos, drenaje de toxinas y activar los mecanismos del propio cuerpo para la  regeneración celular.
  • EPI (Electrolisis Percutánea Intratisular): Técnica consistente en aplicar un estímulo a los tejidos por medio de corriente galvánica a través de una aguja que posicionamos en el tejido diana mediante control ecográfico.
  • Neuromodulación Percutánea ecoguiada: por medio de agujas similares a las de acupuntura aplicamos una corriente de baja frecuencia a los nervios encargados tanto de la sensibilidad de la zona como del control motor de la musculatura implicada en su movimiento. De este modo podemos conseguir tanto una mejora en el trabajo muscular (disminuyendo las posibilidades de recaer) como  una considerable disminución del dolor.

Terapias médicas

También debemos tener en cuenta las posibles terapias médicas que pueden ayudar como por ejemplo el bloqueo nervioso o la infiltración con corticoides en la bursa disminuyendo la inflamación en de la misma en tan solo horas notando una disminución del dolor importante.

Cabe destacar que ninguna de estas técnicas o terapias son incompatibles con las otras, es más, la buena elección de unas u otras en función del grado de la lesión y las particularidades del paciente son lo que en ocasiones marca el éxito del tratamiento.

En MIVI-Alameda16 contamos con un equipo especializado tanto en la valoración como en los tratamientos anteriormente descritos para poder resolver cualquier duda que surja con respecto a esta dolencia y poder escoger la terapia con mayores posibilidades de beneficio terapéutico.

Juan Sebastián fisioterapeuta Alameda 16 Málaga

Juan Sebastián Luque
Fisioterapeuta

La intrarrotación. ¿Los pies de tu hijo apuntan hacia dentro cuando camina?

La intrarrotación. ¿Los pies de tu hijo apuntan hacia dentro cuando camina?

¿Qué es la intrarrotación?

La intrarrotación es una patología muy común durante la etapa de desarrollo y crecimiento de los niños, se trata de una deformación hacia adentro del fémur, es decir, los pies apuntan hacia dentro cuando caminan.

La intrarrotación puede tener su origen en los propios pies, en las piernas o en las caderas, y en la mayor parte de los casos responde a una evolución natural en la etapa de formación y desarrollo.

 

¿Por qué mi hijo camina con los pies hacia dentro?

Hay varios factores que pueden provocar que los niños caminen con los pies hacia dentro.

  • Pies: En los primeros meses suele producirse por la colocación del feto en el útero materno. Este fenómeno se conoce como “metatarso aducto” y en la mayoría de los casos suele corregirse de manera natural.
  • Piernas: Tiene su origen en la tibia, es una circunstancia que suele presentarse en los niños que comienzan a caminar, y se conoce como “torsión tibial”, cuando el hueso se encuentra girado ligeramente hacia dentro.
  • Caderas: Se produce por una ligera desviación en la parte superior del fémur que se conoce como “anteversión femoral”. También forma parte de la etapa de crecimiento, y puede provocar que tanto los pies como las rodillas apunten hacia dentro al caminar.

 

intrarrotacion en niños

¿Cómo saber si mi hijo tiene problemas en los pies?

Cuando detectamos que nuestros hijos caminan con los pies hacia dentro, el podólogo sabrá detectar si este fenómeno responde a causas fisiológicas o patológicas.

Hay algunas señales que pueden indicarnos que es necesario acudir a un especialista:

 

  • El niño se cae con demasiada frecuencia al caminar.
  • Se queja porque le duelen los talones después de hacer ejercicio.
  • Presenta algún tipo de deformidad en los dedos.
  • Camina de puntillas con mucha frecuencia.
  • Camina con los pies demasiado hacia dentro o hacia fuera.
  • Se queja de dolores en las rodillas o en la espalda.

 

¿Porqué acudir a un podólogo?

 

En la consulta del podólogo, el niño puede someterse a un estudio biomecánico de la pisada. De esta forma, se puede diagnosticar y prevenir cualquier problema relacionado con la salud de sus pies y realizar un seguimiento adecuado de su evolución para aplicar algún tratamiento en caso de necesidad.

Una mala pisada en la infancia podría ser la causa de lesiones en las rodillas, la cadera o la espalda al llegar a la madurez.

Los pies de los niños están sometidos a continuos cambios durante su infancia. Lo más recomendable es hacer visitas periódicas al podólogo para realizar un seguimiento de su evolución, pide cita en MIVI Alameda16.

 

Pablo Marín podólogo Alameda 16 Málaga

Pablo Marín
Podólogo

 

 

Calzado adecuado para los niños.

Calzado adecuado para los niños.

¿Cómo elegir el calzado adecuado para los niños?

Un calzado adecuado para los niños puede evitar la intrarrotación u otras patologías relacionadas con la salud de los pies del niño. La talla de los pies de los más pequeños cambia con mucha frecuencia, por lo que es importante revisar su evolución y evitar que camine con un calzado que le apriete y le pueda provocar rozaduras, heridas o ampollas. Hay que tener en cuenta un calzado adaptado a las diferentes situaciones y terrenos.

calzado adecuado para los niños

  • De 0 a 3 años: Durante sus primeros años de vida, los niños deben caminar descalzos el máximo tiempo posible. En invierno se recomienda utilizar botines de lana para que los pies y los dedos puedan moverse en total libertad.

 

  • De 3 a 4 años: A partir de los 3 años el niño comienza a mejorar su tono muscular, la talla de los pies de los niños crece aproximadamente media talla cada dos meses. El calzado en esta fase debe ser flexible, permitir una distancia de al menos 1 cm entre los dedos y la punta, además de contar con cierres de velcro para facilitar su movilidad.

 

  • De 4 a 7 años: Los niños empiezan a tener sus primeros contactos con el deporte. El calzado es clave para evitar problemas en la salud de los pies. Se debe revisar que lleven siempre una talla adecuada.

 

El calzado de los niños debe estar fabricado en piel o en algún material sintético que garantice la transpiración del pie.

calzado niños

Unos de los mayores errores son las botas de fútbol o el calzado específico para un deporte, ya que NO deben utilizarse para el día a día. Sabemos que a los niños le encantan sus zapatillas de deporte, pero no es la mejor opción para ellos.

 

Es muy beneficioso para la salud caminar descalzos sobre un suelo de tarima o sobre el césped tanto para los adultos como para los más pequeños, ya que mejora su propiocepción, mejorando la posición exacta de todas las partes del cuerpo en cada momento.

Recordad, un adecuado calzado es muy importante y más en la etapa de formación y desarrollo de un niño, ya que una mala pisada en la infancia podría ser la causa de lesiones en las rodillas, la cadera o la espalda al llegar a la madurez.

En la consulta del podólogo, realizamos un estudio biomecánico de la pisada. De esta forma, se puede diagnosticar y prevenir cualquier problema relacionado con la salud de sus pies y realizar un seguimiento adecuado de su evolución para aplicar algún tratamiento en caso de necesidad.

Pablo Marín podólogo Alameda 16 Málaga

Pablo Marín
Podólogo

¿Dolor en el pulgar? ¿Irradiación hacia el antebrazo? Podríamos estar ante una tendinopatía de Quervain.

¿Dolor en el pulgar? ¿Irradiación hacia el antebrazo? Podríamos estar ante una tendinopatía de Quervain.

¿Qué es la tendinopatía de Quervain?

La tendinopatía de Quervain afecta a 2 tendones del 1º dedo (pulgar) que son el abductor (separador) largo y extenso corto. Consiste en la inflamación de dichos tendones por la presencia de líquido en la vaina sinovial que le rodea.

Hablamos de una envoltura que presentan todos los tendones de la mano cuyo objetivo es protegerlos de fricciones o rozamientos con otras estructuras. Por tanto, si se produce un traumatismo, estiramiento o cualquier otro mecanismo, se crea líquido en estas envolturas con el fin de proteger a los tendones y provocando dolor en dicha zona.

Si realizamos un movimiento ascendente y hacia afuera de nuestro pulgar veremos cómo estos dos tendones se notarán más y formarán lo que se denomina la tabaquera anatómica (zona interior de la muñeca, antes de llegar al pulgar)

Una de las maneras fáciles y rápidas de saber si tenemos un daño en estos tendones es con el Test de Finkelstein:

TENDINOPATIAQUERVAIN

Consiste en alojar nuestro pulgar en la palma de la mano y abrazarlo con los demás dedos. Una vez en esta posición inclinaremos la muñeca hacia abajo. Es positivo y por lo tanto probable que tengamos un daño en esas estructuras si al hacer dicha prueba duele en el territorio anteriormente descrito.

 

¿Sabes diferenciar entre tendinopatía y tenosinovitis?

Cuando hablamos de una tendinopatía nos referimos a la inflamación del propio tendón que puede conllevar una mala organización de sus fibras.

Mientras que una tenosinovitis, aparte de la inflamación del tendón se produce líquido en la vaina sinovial que envuelve al tendón con el objetivo de protegerlo y es el culpable de provocar dolor.

 

¿Por qué se produce esta patología?

Una de las causas que más importantes es la repetición de un movimiento en el día a día, como puede ser escribir, en el caso de un estudiante o posiciones mantenidas, por ejemplo, el uso de un ratón en oficina.

Otra causa puede ser un traumatismo directo (sobre todo en deportistas) sobre la zona de los tendones o gesto brusco (tenis, pádel, golf, etc.)  o caídas con mal apoyo de la muñeca.

Por último, también pueden producirse por enfermedades como artritis inflamatorias.

 

¿Cuáles son los factores que predisponen a tener tendinopatía de Quervain?

  • Edad: las personas entre los 30 y 50 años, presentan mayor riesgo de padecer esta patología que otros grupos de edad.
  • Sexo: La afección es más frecuente en las mujeres.
  • Embarazo: el padecimiento de esta tendinopatía puede estar asociado a esta etapa.

 

¿Cómo podemos tratar esta patología?

Desde el campo de la fisioterapia podemos ofrecer un tratamiento convencional y/o un tratamiento avanzado.

Tratamiento convencional:

Consiste en la aplicación de US, laserterapia y magnetoterapia para la disminución de la inflamación y el dolor. Y también Terapia Manual y cinesiterapia, utilizando la primera con el objetivo de aliviar tensión de la musculatura afectada y la segunda para evitar que la articulación quede bloqueada por la falta de movimiento.

Tratamiento avanzado:

Consiste en la aplicación de técnicas invasivas como son la EPI (Electrolisis percutánea intratisular) y la NMP (Neuromodulación Percutánea).

Con la EPI lo que buscamos es una regeneración de los tejidos dañados, en este caso, los tendones del 1º dedo de la mano y bajar la inflamación de dicha zona.

Mientras que con la NMP trabajaríamos el dolor a través de los nervios que inervan a dichos tendones.

Ambas técnicas se realizan con agujas de acupuntura y siempre de manera ecoguiada para ver dónde introducimos la aguja.

También podríamos trabajar en este tipo de tratamientos con la INDIBA. Una máquina de diatermia que utilizamos para ayudar a bajar la inflamación y normalizar la musculatura alterada.

Terapia Médica:

En el caso de que con estos tratamientos no fuera suficiente o el alcance de la lesión resultará muy grave, cabe la posibilidad de realizar una TM (Terapia Médica).

Consistiría en una infiltración con corticoides en los tendones dañados que en cuestión de horas bajaría la inflamación de la zona lesionada y en 24h estaríamos hablando de una mejoría considerable del dolor.

 

Estos 3 tipos de tratamientos son totalmente compatibles unos con otros y es lo recomendable, ya que de esta manera la recuperación del paciente sería mucho más rápida y efectiva.
En nuestro centro Mivi Alameda16 contamos con todos los equipos necesarios para realizar estos tratamientos, ayudando en la recuperación y en calidad de vida.

 

Javier Bermúdez Carmona
Fisioterapeuta