El síndrome piramidal se produce como consecuencia de la  presión que ejerce el músculo piriforme sobre el nervio ciático. El músculo piriforme es aquel localizado tras los músculos del glúteo. Este se encuentra encima del nervio ciático en su paso por la pelvis. Así, la continua  compresión del músculo sobre el nervio hace que este se irrite y se padezcan dolores.

En Alameda 16 contamos con fisioterapeutas experimentados que te explicarán qué síntomas se padece con este síndrome y  qué tratamientos podemos aplicar para remediarlos.

Síndrome piramidal

Causas y síntomas del síndrome piramidal.

Desde nuestra Clínica de fisioterapia en Málaga aclaramos  que el exceso de presión sobre el nervio ciático puede deberse a diversos  factores,  ya que el músculo piriforme se acciona en casi todos nuestros movimientos de cintura para abajo. La propia acción de andar es capaz de desembocar en el síndrome piramidal.  Aunque lo más normal es que se dé por un exceso de actividad física, ya sea por la práctica deportiva o por sobreesfuerzos físicos durante la jornada laboral.  Un accidente también  es susceptible de provocar el síndrome piramidal.

En lo relativo a sus síntomas,  el dolor es el principal. Este malestar se focaliza principalmente en los glúteos y muslos. Asimismo, es capaz de recorrer toda la extensión de la pierna y llegar hasta el pie.  En ocasiones el dolor viene acompañado de adormecimiento en la misma zona. Si estos síntomas empeoran la gravedad de la situación aumenta, limitándose nuestra capacidad de desplazamiento.

Diagnóstico y tratamiento.

El diagnóstico se lleva a cabo por nuestro equipo médico. Las pruebas se basarán en un análisis físico de los músculos afectados, teniendo en cuenta el historial médico y descartando otras patologías diferenciales. Una vez diagnosticado, el tratamiento debe ser ejecutado por fisioterapeutas rehabilitadores especializados.

Como clínica de rehabilitación en Málaga creemos que la prevención desde el hogar es tan importante como la realizada en centros de fisioterapia especializados. Por ello aconsejamos que se limite y regule el ejercicio deportivo. Se sugiere realizar estiramientos calmantes, mantener la postura a pesar del dolor y usar calor y frío para relajar el músculo.

Por nuestra parte, en Clínica Alameda 16 ofrecemos diferentes tratamientos para paliar los dolores sufridos por esta y otras patologías. Intervenimos con tratamientos de fisioterapia y osteopatía  para que tus músculos vuelvan a la normalidad. Además, si un  accidente de tráfico ha sido el origen de tu afección, contamos con profesionales especializados en dicha área.

Si el síndrome piramidal afecta a tu vida diaria, concierta una cita en nuestro centro de fisioterapia en Málaga. Te haremos llegar a la cúspide acabando con tu malestar.

El síndrome piramidal y su relación con el nervio ciático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *