La lumbalgia o lumbago se trata de una anomalía que afecta a nivel muscular y esquelético. Sus efectos se localizan en la zona de las vértebras lumbares, es decir, en la parte baja de la espalda. Sin embargo, llega a expandirse a otras regiones vertebrales, los glúteos y las piernas.

lumbalgia

En Alameda 16 creemos que existe incertidumbre acerca de qué es el lumbago y se desconoce la importancia de tratarlo de forma profesional para evitar secuelas. En nuestro centro de fisioterapia en Málaga algunos pacientes llegan a confundirlo con otro tipo de afecciones cervicales. Así, te explicamos cuáles son sus principales causas y síntomas, y una serie de recomendaciones para paliar sus efectos.

Causas y síntomas de la lumbalgia.

El lumbago supone el padecimiento de fuertes dolores en la región lumbar. Esta sensación de dolor suele estar causada por la realización de un sobreesfuerzo físico. Un simple movimiento bruto o un mero estiramiento desafortunado es capaz de provocar lumbalgia. Aunque nuestros expertos en fisioterapia aclaran que, normalmente, se desarrolla como consecuencia de otra patología vertebral. Así la artrosis, las hernias o la distensión muscular llegan a desembocar en dolor lumbar.

En lo concerniente a los síntomas, el dolor no es la única evidencia de la lumbalgia.  En ocasiones, el lumbago puede limitar nuestros movimientos, haciendo imposible acciones rutinarias como caminar o levantarse. Además, esta limitación viene acompañada de contracturas y adormecimiento de los músculos. Así mismo, resulta común que el dolor se extienda por más zonas del cuerpo, siendo complicado identificar el origen del mismo.

Prácticas recomendables para paliar los efectos de lumbalgia.

Desde nuestro centro de Fisioterapia en Málaga sabemos que el padecimiento de lumbago nos limita. Por ello te recomendamos una serie de prácticas que te ayudarán a terminar con tus complicaciones:

  1. Escoge el colchón y la postura adecuada para dormir en función de la zona originaria del dolor.
  2. Tus zapatos deben ser cómodos y tienen que favorecer la movilización.
  3. No realices grandes esfuerzos físicos. Levantar peso solo te traerá más problemas.
  4. Cambia tu rutina deportiva por ejercicios terapéuticos. Que te ayudarán a recuperarte sin perder la musculatura.
  5. Si el dolor es de gran intensidad o persiste durante mucho tiempo, combina la aplicación de calor y frío, cremas antiinflamatorias e incluso medicación por prescripción para rebajar los síntomas.
  6. Acude a un fisioterapeuta especializado para obtener un diagnóstico profesional y aplicar un tratamiento de lumbago en consecuencia

En Alameda 16 somos expertos en medicina física y rehabilitación, y aplicamos los tratamientos fisioterapéuticos más avanzados. En líneas generales, es recomendable el uso de masajes para calmar el dolor. Así como la práctica de actividades deportivas como el pilates terapéutico. Aunque se especificará un método concreto en función del paciente.

Si tu espalda también padece las consecuencias de la lumbalgia, da el primer paso hacia tu liberación. Acude a nuestra clínica fisioterapéutica en Málaga y di adiós al dolor.

 

Lumbalgia ¿Dónde se origina mi dolor de espalda?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *