La fisioterapia es una disciplina de la salud empleada como tratamiento para diversas disfunciones. El ATM o trastorno de la articulación temporomandibular consiste en una alteración que afecta directamente al cráneo y la mandíbula. Quizá no veas relación entre ellas como terapia y enfermedad. Pero sí que la tienen. Así, en Alameda 16, te contamos en qué consiste cada una y cómo se relacionan.

fisioterapia

¿En qué consiste la fisioterapia?

La fisioterapia supone la aplicación de métodos físicos sobre el cuerpo humano con fines terapéuticos. De este modo se utilizan agentes como el calor, la fuerza o el frío para restaurar las funcionalidades de músculos y huesos. Aunque no es farmacológica, la fisioterapia favorece la recuperación de distintas patologías. En nuestro centro de Fisioterapia en Málaga apostamos por disciplinas como la osteopatía y tratamientos como la tecarterapia o el pilates terapéutico.

¿Qué efectos supone el padecimiento del trastorno de la ATM?

La articulación temporomandibular es el nexo de unión entre la mandíbula y el cráneo. Así, muchos de nuestros movimientos corporales dependen de ella: como hablar o masticar. Asimismo, está interconectada con el cráneo y la columna vertebral. Afectando su disfunción al cuerpo al completo.

Nuestros fisioterapeutas en Málaga confirman las limitaciones que supone el padecimiento de esta afección. El síntoma más común es el sentimiento de dolor en la mandíbula y el cráneo. Aunque existen otras manifestaciones secundarias como limitación de movimiento, desestructuración de la mordida, afecciones auditivas, espasmos musculares o incapacidad para comunicarnos correctamente.

 ¿Es la fisioterapia un tratamiento óptimo frente el trastorno de la articulación temporomandibular?

Como especialistas en fisioterapia verificamos que la fisioterapia es una técnica excelente para calmar los síntomas de la ATM. En nuestro centro de rehabilitación en Málaga realizamos una inspección rigurosa a cada paciente. Identificando sus dolencias, limitaciones y conexiones con otras zonas del cuerpo.       

Una vez finalizado el proceso anterior, se presentará el diagnóstico. El cuál permitirá seleccionar la rama de la fisioterapia más apropiada para acabar con las incomodidades presentadas. La práctica de ejercicios terapéuticos, la termoterapia, la mecanoterapia o la reeducación postural son algunos de los tratamientos más utilizados.

Con independencia del método, la aplicación de cualquier técnica retrae considerables mejoras. Así, el movimiento mandibular se facilita, el dolor disminuye y la postura vuelve a su posición natural.

En Alameda 16 apostamos por los tratamientos no invasivos para acabar con las disfunciones localizas en la ATM. Visita nuestra clínica de fisioterapia en Málaga y alivia tus dolencias… ¡Mejorando tu calidad de vida!

Fisioterapia para el trastorno de la articulación temporomandibular

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *