La fibromialgia es una patología que produce una alteración en la percepción del dolor. De este modo, se padece una sensación dolorosa en músculos, huesos, tendones y ligamentos  a causa de estímulos que no suelen suscitar este efecto como norma general. En consecuencia, se sufren otros síntomas  como el agotamiento, imposibilidad para conciliar el sueño, angustia o rigidez en el movimiento.

fibromialgia

En Alameda 16 utilizamos la fisioterapia para paliar los efectos de la fibromialgia. Nuestros expertos fisioterapeutas conocen los efectos de la anomalía y las secuelas que dejan en la vida de los pacientes que la sufren. Por ello te damos una serie de consejos para sobrellevar la fibromialgia de forma sana y aclaramos qué beneficios puede reportar la fisioterapia.

Recomendaciones para aprender a vivir con la enfermedad

Nuestro centro de fisioterapia en Málaga recomienda que comencemos por la aceptación de la enfermedad. No debes preguntarte el por qué te ocurre esto a ti, sino cómo puedes vencer la sensación de dolor. Resulta interesante contactar con pacientes que padecen la misma enfermedad y sentirte apoyado por tu entorno.

Asimismo, seguir un estilo de vida saludable es muy favorable. Una alimentación equilibrada nos guiará hacia aquellos productos e ingredientes que ayudan a paliar el dolor. En concordancia, nuestros fisioterapeutas en Málaga recomiendan practicar deporte regularmente  con el fin de llegar al bienestar. Por otro lado, sugerimos evitar sustancias nocivas como el tabaco o el alcohol.

Por último, debemos mantener ciertos niveles de tranquilidad con el fin de reducir los nervios. Así, intentar dormir un mínimo número de horas, acabar con aquellos factores estresantes que nos irritan o trabajar ejercicios de relajación favorece la salud mental y la resistencia a la fibromialgia.

Fisioterapia y fibromialgia

La fisioterapia actúa como un tratamiento terapéutico para mejorar la vida de los pacientes que sufren de fibromialgia. En nuestra clínica fisioterapéutica ponemos en práctica diversas técnicas para conseguirlo.

En función de cada caso, se procede a ejecutar un procedimiento u otro. Los masajes y  la masoterapia tienen fines calmantes. El uso de terapias con calor, frío o corrientes eléctricas medidas  también suscitan la relajación muscular. Igualmente, la enseñanza de ejercicios de autocuidado desde el hogar nos asiste en  el mantenimiento de la calma y la relajación.

Sin embargo, cabe tener en cuenta que no todos los tratamientos tienen los mismos efectos en cada usuario. Por consiguiente, resulta necesario encontrar especialistas que se adapten a tu caso específico. En Alameda 16 contamos con  un equipo profesional capaz de adaptarse a tus necesidades y grado de afectación. Visita nuestro centro de fisioterapia en Málaga y termina con el dolor que causa la fibromialgia.

Fibromialgia y los beneficios de la fisioterapia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *